Para evitar el spam el proceso de activación de los nuevos usuarios es manual. No se activará a ningún usuario que en el campo nombre ponga datos falsos (en el campo usuario se puede poner el nick que se quiera).

Login
 

Carta Presidente 2015-09

Estimados asociados,

 

Estaba cerrando esta carta mensual cuando ha ocurrido un nuevo ataque en un centro universitario en Estados Unidos, desde ANARMA lamentamos estos acontecimientos y una vez más vemos con asombro como los medios de comunicación y los políticos liberticidas, manipulan estos tristes acontecimientos para culpar de ellos a las armas, ignorando factores tan importantes como que el agresor estaba en una lista de presuntos terroristas y que disparó mortalmente a las víctimas que se identificaban como cristianas.

 

Estamos ante un claro caso de terrorismo perpetrado por un lobo solitario, pero que una vez más y tal y como como vimos en el asesinato de un periodista contra sus compañeros, cuando el estereotipo no cuadra con la corrección política, la culpa siempre hay que achacarla a las armas de fuego.

 

Lo cierto es que tanto las medidas que reclaman los anti armas como la administración Obama, como los chequeos de antecedentes, son inútiles en estos casos, ya que el estado de Oregon tiene obligación de un chequeo total de antecedentes para poder poseer armas de fuego, por lo que esto ya estaba en vigor. Lo realmente grave es que este tipo de charlatanería denota que aquellos que quieren solucionar el problema lo desconocen completamente.

 

He leído en diarios como El Mundo, que un sistema de licencias como el europeo evitaría estos incidentes, evidentemente el que escribe dicho artículo no sabe cómo funciona el sistema de licencias europeo, ni tampoco entiende la normativa del estado de Oregon o las normas federales norteamericanas para la adquisición de armas de fuego.

 

En Europa casi cualquier ciudadano puede tener 13 ( o más) armas de fuego en su poder, exactamente igual que un ciudadano de Oregon. El procedimiento para obtenerlas es prácticamente el mismo, antecedentes penales y chequeo médico. La única diferencia es que en Europa al ciudadano se le da un papel en el que pone licencia de armas y al norteamericano un recibo de compra y una copia de su chequeo del NCIS que es el chequeo que combina los antecedentes médicos con los penales. Por si fuera poco cada ciudadano norteamericano tiene que pasar un chequeo NCIS cada vez que compra un arma mientras que el sistema Europeo no, solo cada vez que renueva la licencia.

 

¿Qué es lo que falla entonces?

 

Es complicado decirlo, pero lo que está claro, es que el problema no son las armas, si la realidad fuese tal y como nos la intentan vender, México sería un país ultra pacífico y Suiza o la Rep. Checa un hervidero de muerte. Pero no sólo podemos decir que la información es inexacta, sino que encima completamente falsa, al contrario de lo que el gran entendido en legislación de armas de El Mundo ha escrito, en EEUU el CDC y el FBI sí que llevan un conteo sistemático de los muertos por armas de fuego, pero no solo eso, sino que además registran el tipo de arma de fuego que interviene en la muerte y si esta fue un accidente, un suicidio o un homicidio, y por si esto fuese poco, además registran edad, sexo, ingresos declarados y raza de la víctima.

 

Este mapa de muertes con armas de fuego, es algo que en Europa nos veremos ni de lejos, entre otras cosas porque en un reciente estudio financiado por la UE, se nos intentó colar a las asociaciones pro armas los suicidios y los accidentes con armas de fuego como homicidios, con el intento de presentar un nivel de violencia muy superior al real, y al que previamente había presentado DG Home, unas 10.000 muertes al año. Lo realmente curioso es que este dato es casi idéntico al norteamericano, cuando según la lógica anti armas tendría que ser mucho menor por las restricciones europeas, lo que vuelve a demostrar que no existe causa efecto entre armas y muertes.

 

Lo que queda patente es que los intentos de la UE de intentar abrir este debate a Costa de engrosar sus propias cifras, tiene como fin crear un problema inexistente con un claro objetivo restrictivo y liberticida. Esto seguramente asegurará la reelección de algunos políticos y fondos para sus proyectos, pero desde luego no va a solucionar el problema, ni mucho menos defender a los ciudadanos de aquellos que ilegítimamente usan armas de fuego.

 

Podemos asegurar que lo que realmente está fallando es todo el sistema, en lugar de ser críticos y analizar el problema, quién fue la persona que cometió el crimen, cuál fue el móvil, qué armas utilizó y porqué, los políticos están pidiendo restricciones genéricas que en muchos casos que ya están en vigor. Están pidiendo más burocracia, más restricciones estéticas de las armas y más control sobre las personas con armas, como si cada una de ellas fuese un asesino potencial. Medidas que en absoluto van a impedir o evitar el próximo ataque, y que curiosamente estaban en vigor y no fueron capaces de evitar la mayor masacre de la historia reciente europea en la Isla de Utoya.

 

Lo cierto es que muchos de estos ataques pueden detectarse en el entorno médico, familiar o social del agresor, en casos como el del asesinó de Oregon, que estaba en una lista negra de los servicios secretos rusos por sus intentos de entrar en Siria para unirse a IS, y que Estados Unidos no quiso recibir, nos recuerdan que todavía los mismos estados que pretenden desarmarnos, cometen graves errores que nos dejan indefensos. Hay que recordar que los terroristas de Boston también estaban en listas negras que la administración Obama no quiso investigar.

 

Lo que está claro es que tal y como se pretende los ciudadanos no pueden ser víctimas de los errores de la administración ni de las corruptelas políticas, y desarmarles tal y como pretenden los liberticidas, lo único que logrará será dejarles más indefensos.

 

Aquellos que abogan por el control "razonable" de armas tienen que tener algo muy claro, con un sistema mucho más simple que el que tiene actualmente España se ejerce con un costo menor y menos funcionarios el mismo seguimiento, cuando se establece un registro universal, un sistema leonino de licencias con absurdos requerimientos de seguridad o administrativos, o inspecciones que violan sin ningún tipo de pudor la privacidad de los usuarios, el fin no es el control, es la recaudación y la confiscación.

 

Por si alguno todavía lo duda, el actual sistema español no tiene como objetivo controlar, si así lo fuera las armas legales no llegarían a mafiosos, terroristas ni criminales, sobre todo cuando la persona que las compra es una anciana de 80 años madre de varios criminales con antecedentes, y mucho menos personas con antecedentes podrían adquirirlas. El control está para controlar y vigilar, no para cobrar tasas y justificar el número de funcionarios que ponen sellos a los papeles. El fin del actual sistema español es tener acceso a una fácil confiscación de las armas si la persona que las posee pierde la confianza del Estado, y toda la publicidad que se da a las masacres en Estados Unidos no son más que excusas oportunistas para que ese ansiado momento por algunos de nuestros gobernantes finalmente llegue.

 

Tampoco se garantiza la seguridad mirando las bolsas, mochilas y bolsos de los tiradores en las galerías de tiro o a la salida de los campos, como tampoco se garantiza entrando en casa de los españoles a ver los armeros, el objetivo de estas violaciones de la intimidad es claramente intimidatorio y recaudatorio, y no son dignas de una democracia, por eso transmitiremos a nuestros políticos nuestra preocupación al respecto.

 

De allí que una de las obsesiones en España y de los liberticidas de la UE y la ONU, sea cortar la proliferación como sea, aunque sea mediante engaños y manipulación de la opinión pública, al punto de convertir casos de terrorismo en tiroteos espontáneos.

 

Pero lo realmente curioso es que para no romper esta fantasía, los medios solo se preocupan del origen de las armas de los tiradores activos, pero nunca se preocupan del origen de las armas de los terroristas. En los últimos ataques en Europa hemos visto a los terroristas pasear por nuestras ciudades AK47 como si nada, pero nadie se pregunta por el origen de estas armas o que pueden hacer unos ciudadanos y policías desarmados ante ellas, ni si quiera se preguntan como a pesar de las restricciones en Europa logran armarse.

 

El mal parece estar personificado en las armas, especialmente si estas son legales, "porque allí tienen 10.000 muertos al año porque se puede tener cualquier cosa" obviando que justo al sur en México, con unas leyes ultra restrictivas les superan con 15.000 muertos cada año con 200 millones de habitantes menos.

 

Estas y otras muchas falsedades, son un claro ejemplo de publicidad negativa contra las armas y sus usuarios, y cumplen el objetivo de engañar y confundir a muchos policías y tiradores Españoles que creen justificadas las actuales restricciones, sin ver que todo lo que les cuentan es mentira y mucho menos contrastar la información. Por eso debemos ser conscientes que la realidad que los medios venden sobre las armas en EEUU y otros países está alterada completamente y su objetivo es posicionar a la opinión pública española en contra de las armas.

 

En este aspecto los medios de comunicación están actuando con una grave irresponsabilidad, hemos llevado a ver cómo asombro como en el ataque terrorista de Oregon muchos medios omitían las informaciones referidas a que solo se habían disparado a cristianos, y como incluso la CNN llegó a alterar la imagen del agresor aclarándole la piel.

 

Lo cierto es que las asociaciones pro derechos poco podemos hacer contra los medios que se han vendido a oscuros intereses liberticidas, pero hay algo que sí podemos hacer y es evitar que la opinión pública sea manipulada y engañada, presentando información sin sesgar y algo tan simple como datos reales.

 

En otro aspecto, ahora mismo nos encontramos realizando durante los últimos meses una ronda de consultas y encuentros con los principales partidos políticos. Por una parte para promocionar un cambio de legislación en coleccionismo y liberación de calibres y por otro para conocer de primera mano el posicionamiento de los partidos en las materias que nos afectan.

 

Especialmente sabemos que el Reglamento de Cartuchería está ya preparado y listo para salir, pero se está reservando su publicación hasta después de las elecciones, evidentemente si esto ocurre así es porque incluye nuevas restricciones que no sentarían nada bien a un colectivo amplio de votantes, y este evidentemente no puede ser otro que los cazadores.

 

En la próxima carta habremos terminado todas las rondas y os informaremos del resultado de estos encuentros, a los que por su relevancia también hemos invitado a la Federación Sectorial Armera (FSA) y a la Oficina Nacional de Caza (ONC).

 

También quiero informaros que a finales de noviembre, principios de diciembre convocaremos nuestra asamblea anual, en la que presentaremos el resumen de actuaciones del año, gastos y votaremos los siguientes presupuestos, así como cualquier otro tema del día.

 

Un saludo a todos.

 

 


Boletín Mensual

Mantente al día a través de nuestro e-boletín:

BT Twitter Feeds